Predicaciones

Pocas Fuerzas



Dios no nos escogió por ser fuertes, al contrario la Biblia dice que El escogió lo débil del mundo para avergonzar a los fuertes. La debilidad es parte de nuestra naturaleza, por eso Dios ha prometido perfeccionar su poder en nuestra debilidad. Hoy Dios quiere enseñarnos algo acerca de la debilidad.

Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra y no has negado mi nombre. Apocalipsis 3:8.


Este es el mensaje para una iglesia con pocas fuerzas:


  • Encontrarnos en condiciones de pocas fuerzas, cansancio o decaimiento no es razón, ni justificación para dejar a Cristo, negar su nombre y volvernos a la vida de pecado. No todos los días nos levantaremos con la emoción de un campeón invencible, o con el fuerte impulso de orar, pero eso no nos debe paralizar, sigamos adelante en fidelidad a su palabra, porque es ahí donde su poder se perfecciona en nuestra debilidad; y así podremos hacer eco de las palabras del profeta Joel: Diga el débil fuerte soy. Se fiel en las pocas fuerzas y te las multiplicara.


  • Donde Dios te va a llevar no llegaras con tus fuerzas, sino con las de Dios. Es aquí donde debemos aprender a confiar y fortalecernos en las fuerzas de Dios. Solos, en nuestras propias fuerzas no podremos llegar a cumplir el propósito de Dios, pero en sus fuerzas puedes tener la seguridad que no habrá nada que te detenga. El esfuerzo es del hombre y las fuerzas vienen de Dios. Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas. Salmo 84:5.


  • Se fiel a Dios, aun cuando sientas pocas fuerzas, mantente en obediencia y servicio porque Dios abrirá puertas a aquellos que en sus pocas fuerzas han guardado su palabra y no han negado su nombre. Hay una gran bendición a las puertas, esfuérzate en tener un corazón fiel a Dios, para que puedas gozar de las bendiciones que Dios tiene reservadas para ti.